Objetivos

Defender las libertades fundamentales, como: la libertad de pensamiento, de expresión, de conciencia o de religión cuando sean amenazadas por entidades públicas o privadas con el fin de proteger el espacio de las comunidades intermedias y de cada persona humana.

Promover una sociedad justa y equitativa que dé oportunidades a todos, especialmente a los más pobres y marginados, mediante una acción activa en la defensa de sus derechos económicos, sociales y culturales.

Fortalecer, y articular grupos intermedios que contribuyen al desarrollo y cumplimiento de los derechos humanos para que puedan florecer las personas que participan en ellos, y evitar la intromisión injustificada del Estado.

Combatir la corrupción y la cultura del desecho que confunden a las personas con medios que pueden ser abusados, desechados y manipulados.